El Husky Siberiano tiene buen carácter: es amable, dulce, espabilado y muy sociable. Tan sociable, que no desconfía demasiado de las personas desconocidas, lo que no le convierte en buen perro guardián.

Husky Siberiano cachorro tamaño características cuidados

Mudan completamente su pelaje 2 veces al año, lo que puede durar hasta 3 semanas. El resto del año, el Husky no pierde mucho pelo. El Husky tiene tendencia a tener muchos parásitos (garrapatas y pulgas).

Husky Siberiano en invierno

Es un perro del norte clásico, es amistoso e inteligente pero de alguna manera independiente y terco. Prosperan con la compañía humana, pero necesitan un firme y amble entrenamientos desde cachorros.

El Husky siberiano es de talla mediana, ligeramente más largo que alto. Su altura varía de los 20 a 23.5 pulgadas y pesa de los 35 a 60 libras.

El Husky siberiano tiene orejas erguidas y ojos de color café a azul o quizás hasta uno de cada color.

El cuello es erguido y está a nivel. La cola está cubierta de piel y llevada en lo alto o algunas veces directamente atrás.

El Husky siberiano tiene una manto muy denso, afelpado y con una primera capa abundante. Alrededor del cuello encontramos un pequeño collar de piel pero no tiene flecos ni en las piernas o cola. Los colores varían del negro al blanco y toda la gama que pudiera haber entre estos colores. La mayoría de los perro tienen marcas blancas, particularmente en el pecho y piernas.

Personalidad del Husky Siberiano

El Husky siberiano es un perro clásico del Norte. Son inteligentes pero de  alguna manera independientes y tercos. Dependen de la compañía humana, pero necesitan firmeza, un entrenamiento amable y correcto desde que es cachorro. Estos son perros criados para correr, y el amor que tienen por correr sobrepasa el amor por sus custodios en momentos. El Husky siberiano tiende a ser amigable con la gente incluyendo a los niños.

La mayoría de los Husky Siberianos son buenos con otros perros, especialmente con los que han crecido. Tienen un alto impulso por las presas y pueden atrapar gatos y otros animales. El Husky siberiano puede ser gran excavador, particularmente en climas cálidos, porque les gusta crear lugares frescos para recostarse. No son ladradores como regla pero si aúllan.

Husky Siberiano en la nieve

Viviendo con ésta raza de perro

El Husky siberiano fue desarrollado bajo condiciones adversas y sorprendentemente no son perros difíciles de mantener. Pueden llegar a ser obesos fácilmente si se les sobrealimenta y no se ejercitan. Son perros criados para correr y deben tener una buena corrida por lo menos dos veces por semana. El Husky siberiano tiende a ser un perro robusto y a menudo viven hasta 14 años de edad.

Un entrenamiento y socialización positivo a una edad temprana es importante para que el Husky siberiano se concentre en la gente. Estos perros disfrutan de la compañía humana y les gusta tener algo que hacer, aunque sea trotar contigo. El Husky siberiano no es notable por tener tendencias de guardián pero usualmente tiene el ladrido de alerta. Si se le deja solo por mucho tiempo, pueden llegar a ser grandes cavadores y masticadores o les darán un concierto adorable de aullidos a los vecinos. El Husky siberiano disfruta del trineo y halar esquiadores.

El acicalamiento debe ser hecho dos veces por semana, con más necesidades de acicalamiento durante la época de muda de pelo. El manto es más corto del Husky siberiano que de otras razas de perros del norte.

Historia

A Rusia y Estados Unidos les gusta hacer polémica del Husky Siberiano. La raza fue desarrollada por la tribu Chukchi del noreste de Asia hace 3000 años para ayudarse en su vida nómada como haladores de trineos. Ciertamente la raza tiene ancestros del perro tipo spitz.

Durante la fiebre del oro en Alaska, muchas carreras de trineo de perros fueron puestas como diversión así como parte de su trabajo. Los perros de las tribus Chukchis probaron ser los más rápidos y de gran resistencia a pesar de su tamaño pequeño.

La fama del Husky siberiano como en las carreras de trineo fue cimentado cuando un equipo de Huskies recorrió 340 millas a través de una lluvia de nieve para entregar suero para la población de Nome azotada por la difteria.

Mientras la mayoría de los Huskies siberianos actualmente son adorables mascotas de familia, muchos siguen jalando trineos en competencias locales y disfrutan también de jalar en esquís a sus dueños.

Husky Siberiano ojos azules

Otros datos del Husky Siberiano

Es un perro resistente: está acostumbrado a tirar de un trineo a una velocidad constante con un tiempo muy frío. Pero lleva bien también el calor, es un perro resistente y muy deportista, es importante llevarle a correr y a pasear correctamente.

El Husky Siberiano impresiona en el primer contacto por su gran parecido con el lobo pero, si nos fijamos en sus ojos azules y su pelaje de osito de peluche, van desapareciendo nuestros temores.

El Husky Siberiano es de carácter independiente en la relación con su dueño: el perro no va a convertirse en la sombra de su dueño. No significa que el perro no quiera a su dueño pero «simplemente» se establece una relación de respeto. Y ganarse el respeto de un Husky Siberiano es tener un amigo para toda la vida.