El olfato en los gatos es clave para la supervivencia de los felinos, y es 14 veces más potente que el de los humanos

Si tienes mascotas en casa seguro sabrás que olfatean todo… ¡Es su manera de comprender aquello que les rodea! El sentido del olfato en los gatos es muy importante, por lo que merece la pena aprender sobre él; si tienes un felino doméstico en tu hogar.

¿Cómo es el olfato en los gatos?

Aunque no lo creas, el olfato en los gatos es 14 veces más fuerte que el de los humanos. Esto se debe a que su órgano nasal es más grande que el nuestro y, además, porque está más desarrollado.

El olfato es uno de los sentidos vitales en los felinos domésticos. De él depende una gran parte de su supervivencia: olfatean para identificar comida, familiares, peligros, territorio, pareja…

Los gatos tienen cerca de 12 millones de células en sus cavidades nasales, las cuales cuentan con un órgano vomeronasal en la parte superior del paladar. ¿Has visto alguna vez a tu gato mientras olfatea que abre la boca? No es que sonría, sino que está haciendo lo posible para llevar todas las moléculas de los aromas al órgano más sensible que tienen, en lo que se conoce como ‘respuesta de Flehmen’.

Y no solo eso, ya que además el olfato en los gatos es especial debido a que una gran parte de su cerebro está enfocada en identificar olores y utilizar luego esa información en el día a día. Tal y como sucede con otros animales o incluso con las personas, los felinos guardan información sobre qué olor es bueno y qué aroma es malo para acercarse o alejarse, según corresponda.
el sentido del olfato de los gatos

¿Para qué sirve el olfato en los gatos?

Como hemos podido analizar anteriormente, el olfato en los gatos es primordial en su vida, ya que tiene un papel más que fundamental en todo lo que el animal hace (o no). Los principales usos de este sentido son:

1. Reconocer la comida

Cuando nacen, los gatitos son ciegos, y hasta que se les termina de desarrollar la vista, deben alimentarse. El olfato les permite encontrar a la madre y engancharse en las glándulas mamarias para beber la leche.
En el momento en que ‘abren los ojos’, los gatos siguen usando el olfato para reconocer qué comida es buena y cuál no. También les permite hallar alimento en sitios inverosímiles y de poco acceso.

2. Encontrarse con otros gatos

Para reproducirse, las gatas emiten una feromona especial durante la época de celo. Este ‘perfume’ puede ser identificado por los machos a distancia. Además, en cualquier momento el olfato les permite saber dónde hay otros gatos y si estos son peligrosos o amigables.

3. Establecer su territorio

Los gatos macho marcan el territorio a través de la orina: lanzan hormonas al ‘aire’ y dan el aviso a otros felinos para que no se acerquen. Si el olor se ha desvanecido por el paso del tiempo, el viento, la lluvia o la acción del hombre –al limpiar, por ejemplo– vuelven a marcar con orina.
  • Cuando otro gato pasa por esa zona y huele el aroma de uno de sus congéneres, en teoría abandona el sitio y busca otro para sí mismo.

4. Alertar peligros

Para poder reconocer si algo no está del todo bien a su alrededor, el gato utiliza su olfato. ¿Cómo? Abre bien las fosas nasales, pone en alerta sus bigotes y levanta las orejas. De esta manera, puede saber si hay un perro cerca, una persona que no quiere a los animales, una sustancia tóxica, etc.

5. Reconocer a la familia (humana)

Si tienes un gato en casa seguro que habrás experimentado que se frote la cabeza en tus piernas o manos. Esto no es una señal de afecto, sino de que está dejando su aroma en ti. Lo mismo sucede con sus objetos personales o los que considera personales, como tu cama.
  • Así, cuando otro gato quiera acercarse, sabrá que ‘le perteneces’ a través del aroma que ha dejado impregnado en tu ropa o en tu cuerpo.
El olfato en los gatos es imprescindible en sus vidas, por lo que te recomendamos que les ayudes a cuidarlo. Por ejemplo, no uses productos de limpieza muy fuertes ni permitas que se expongan al sol al mediodía. ¡Así su nariz estará en perfectas condiciones!